Seguramente hayas oído hablar del parte amistoso de accidente, el cual se rellena y firma en caso de accidente de tráfico y es proporcionado por las compañías aseguradoras con validez en todo el territorio de la UE.

Pero ¿es obligatorio rellenar este documento tras sufrir un accidente? ¿Qué podemos hacer si la otra parte no quiere firmar el parte amistoso?

Firmar y rellenar el parte amistoso de accidente tras haber sufrido un accidente es más que recomendable, ya sea como conductor, pasajero o incluso peatón, en él se recogerán todos los hechos del incidente y servirá como prueba del mismo. Este documento podrá luego usarse para determinar la responsabilidad legal del siniestro y, en su caso, proceder al pago de la indemnización correspondiente. Es por esto mismo que es tan importante tenerlo en cuenta, ya que es la prueba base del lo sucedido y uno de los documentos necesarios para poder reclamar una indemnización por accidente de tráfico. Pero ¿Qué ocurre si es la otra parte se niega a colaborar y no quiere firmar el parte amistoso de accidente?

Por desgracia, es una situación que se da de forma bastante frecuente. La otra parte implicada nos pone trabas con el parte o nos asegura no tener tiempo para completarlo y firmarlo. En este caso, si la parte contraria, por el motivo que sea, se niega a firmar el parte amistoso tendremos derecho de llamar a la Policía Local o a la Guardia Civil. Los agentes de la autoridad mediarán y realizarán el levantamiento de un atestado, tomando nota de todo lo sucedido.
Cabe decir que aunque haya un accidente entre dos vehículos y no existan daños personales graves, es imprescindible firmar el parte amistoso para que la aseguradora puede repartir responsabilidades.

Otro dato importante que no podemos pasar por el alto es que no solo es necesario rellenar el parte amistoso, si no que este debe cumplimentarse debidamente y sin olvidar ningún dato importante. Es por esto mismo que es necesario que cada una de las partes rellene de forma apropiada dicho documento, indicando:

  • Datos de los vehículos implicados en el siniestro.
  • Deterioros sufridos en el vehículo. 
  • Descripción del accidente con el mayor detalle posible. Incluso, es recomendable dibujar en el apartado de cuadros reservado para esquematizar y esclarecer las circunstancias del accidente.
  • Datos de los testigos presenciales. 
  • Partes implicadas en el siniestro junto a sus firmas.

También te aconsejamos que conserves todos los documentos médicos si has sido víctima de lesiones personales (del hospital de urgencia el día del siniestro, medico de cabecera, rehabilitaciones, pruebas médicas, etc.) Esto también será decisivo si decidimos solicitar una indemnización por accidente de tráfico y recibir una indemnización por las lesiones sufridas.

Por último, ponte en contacto con un abogado especializado en accidentes que estudie tu caso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This