¿Cuáles son las lesiones en moto más habituales y como podemos prevenirlas?

Ser motero conlleva un mayor riesgo en el caso de sufrir accidentes. Las caídas y golpes en moto tienen una mayor incidencia que en el coche al no contar con la protección de la carrocería del vehículo y llevar el cuerpo al descubierto.

Ya hemos hablado de las indemnizaciones tras sufrir un accidente de moto y los factores que influyen sobre ellas pero, ¿cuáles son las lesiones más habituales en moto y como podemos prevenirlas?

En caídas leves de moto el cuerpo solo quedará dolorido durante unos días, aunque el susto nos dure algunos días más. Aún así, lo mejor es ayudar a prevenir cualquier caída en moto circulando con precaución y llevando el equipamiento adecuado: casco, chaqueta con protecciones y botas.

¿Cómo actuar ante una caída en moto?

Aprender a caer bien de la moto puede sonarnos de piloto de fórmula uno pero lo cierto es que, siempre que sea posible y exista un pequeño margen de reacción, podemos aprender reacciones y movimientos que ayuden a evitar lesiones más duras o graves. De este modo, si apreciamos que la caída será inevitable es aconsejable es soltar el manillar y dejar de ir la moto para reducir las posibilidades de sufrir quemaduras y/o sufrir una lesión de muñeca.

En caso de rodar por el asfalto, es aconsejable proteger los brazos y extremidades pegando los brazos al cuerpo y tratando de mantener las piernas en línea recta. Todo ello depende de muchos factores y hay ocasiones en las que las lesiones más fuertes son desafortunadamente inevitables. Lo más acertado es circular siempre lo más protegidos posible.

¿Cuáles son las lesiones por caídas en moto más habituales?

Abrasiones

Esta es la lesión más habitual en caídas de moto, especialmente con altas temperaturas cuando los motoristas pueden viajar más ligeros de ropa, sobre todo en los trayectos más cortos en ciudad.

Debemos recordar que sin la protección adecuada nuestra piel queda descubierta y cualquier caída puede terminar en una abrasión. Su gravedad dependerá de la profundidad de la herida y de si hay además huesos o no afectados de por medio.

Fracturas en piernas, brazos y manos

La parte inferior del cuerpo suele ser la más afectada en el caso de las abrasiones y de las fracturas, sobre todo son habituales las fracturas de fémur. Estas lesiones suelen requerir mucho tiempo de curación y más si conlleva una intervención quirúrgica.

Los brazos y muñecas también están expuestos a sufrir roturas de huesos, sobre todo al caer en una mala postura y apoyar todo el peso del cuerpo sobre los mismos, o al usarlos como escudo. Lo ideal es usar protecciones de articulaciones, que suelen ser las fracturas más delicadas en sanar, usando botas para el tobillo y protecciones de muñecas.

Traumatismos: pecho o cerebral

Los traumatismos en el pecho son de las lesiones más graves. Aunque no son las más frecuentes pueden darse en caídas desafortunadas al no caer bien de la moto.

A grandes velocidades las posibilidades de sufrir un traumatismo cerebral es mayor. Con el casco de reduce el 29% de la mortalidad y se multiplican por tres las probabilidades de sobrevivir a un accidente grave de moto. Por ello, nunca olvides de llevar un casco adecuado y seguro.

Recuerda, es mejor prevenir que curar y lo principal es circular con cuidado y hacerlo siempre con el equipamiento adecuado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This