El uso del teléfono móvil durante la conducción es considerado una conducta de alto riesgo.

Los resultados del estudio nos advierte del efecto negativo que produce el uso del teléfono móvil al volante.

El departamento de Óptica de la Universidad de Granada (UGR) ha realizado un estudio para analizar los riesgos que provoca la distracción en la conducción debido el uso del teléfono móvil, más concretamente al utilizar WhatsApp (aplicación de mensajería para teléfonos inteligentes).

Mientras se envía o recibe un mensaje de WhatsApp, el conductor pierde la atención y el rendimiento en la conducción se ve alterado notoriamente. Aunque solo sea por unos segundos es una conducta de alto riesgo que puede resultar mortal para los conductores. Tanto es así que, una distracción de este tipo aumenta el número de accidentes hasta un 134,5%.

Este estudio se ha realizado a través de un test de conducción con simulador virtual donde participaron 75 conductores (usuarios habituales de WhatsApp).

CyR Climent abogadosEstas personas se dividieron en cuatro grupos según sus edades. El test consistía en responder a una serie de mensajes mientras se conducía en un simulador.

Los resultados confirmaron que la capacidad en la conducción empeoró significativamente en todos los grupos:
– 8,3% en el grupo de 18 a 24 años
– 25% en el grupo de 25 a 39 años
– 80,5% en el grupo de 40 a 54 años
– 134,5% en el grupo de más de 55.


Se mostró la dificultad de mantener el vehículo dentro del carril y el número de colisiones aumentó de forma significativa hasta un 134,5%.


Ese test influyó de forma más evidente al grupo de conductores de más de 55 años que se vieron más afectados por las distracciones. Sin embargo, el estudio revela que los conductores jóvenes son los más propensos a asumir conductas de riesgo y que comenten un mayor número de infracciones al volante.

Estos resultados nos advierte del efecto negativo que produce el uso del teléfono móvil en la conducción. Un hábito que, lamentablemente, cada vez está más extendido y que este año se ha convertido en una de las prioridades de la DGT.
Las multas por el uso del teléfono móvil al volante han ascendido a los 500 euros, junto a la pérdida de seis puntos del carnet de conducir.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This