No socorrer a las víctimas de accidente de tráfico tiene penalización.

Son muchos los casos que se oyen de personas que han sido golpeadas en un accidente de coche o atropelladas, y el responsable se da a la fuga. Esto resulta algo que podemos llamar inhumano pero ya no solo se trata de la carga de conciencia de cada uno, sino que desatender a las víctimas de accidente está penalizado por el código penal.

Ya seamos o no responsables de un accidente, o estemos o no involucrado en el mismo, el solo hecho de presenciar una situación de emergencia nos obliga a intervenir si las circunstancias lo permiten, es decir, si podemos hacerlo sin correr riesgo nosotros ni terceros. Por tanto, provocar un accidente o ser testigo del mismo conlleva a la obligación de auxiliar a aquellos que han sufrido el siniestro.

Auxiliar a las víctimas de tráfico

El código penal establece:
Quien no socorra a una persona que se halle en peligro, cuando pudiera hacerlo sin riesgo propio o de terceros, será castigado con una pena de una multa de 3 a 12 meses. En el caso de que quien cause la lesión no auxilie a la víctima, la pena será de prisión por 6 a 18 meses.

Por otro lado, el Reglamento General de Circulación indica:
«Los usuarios de las vías que se vean implicados en un accidente de tráfico, lo presencien o tengan conocimiento de él, estarán obligados a auxiliar o solicitar auxilio para atender a las víctimas, si las hubiera, prestar su colaboración para evitar mayores peligros o daños, restablecer, en la medida de lo posible, la seguridad de la circulación y esclarecer los hechos»

Sea como sea, debería ser simplemente por humanidad el hecho de sentir ese impulso de ayudar a otra persona que lo necesita, pero lamentablemente no siempre es así. ¿El motivo? no hay motivo que justifique darse a la fuga tras un siniestro pero los casos más comunes suelen ser conductores que van embriagados, que han consumido drogas o incluso que no cuentan con el seguro reglamentario del vehículo para poder circular.

¿Cómo se debe proceder si sufro o presencio un accidente?

Tal y como indica la DGT, es importante primero avisar de lo ocurrido. Después, facilitar la circulación para no poner en riego a más personas y, por último, detallar lo máximo posible el suceso, buscar testimonios y dar ejemplo.

1. Asegúrate de que auxiliar sea seguro para ti y para terceros: si tienes que bajarte de tu vehículo para ayudar a la víctima, asegúrate de que no vengan otros vehículos y puedes salir con total seguridad.

2. Llama a urgencias: llama a urgencias. Te harán varias preguntas relacionadas con lo sucedido y con el estado en el que se encuentran la víctima.

3. Señaliza el accidente: es de vital importancia señalizar el accidente para que el resto de vehículos puedan reducir la velocidad: encender las luces de emergencia, colocar el triángulo de emergencia y ponerse el chaleco reflectante para facilitar tu presencia a otros conductores.

4. No mover a la víctima: si no tienes experiencia en primeros auxilios, intenta ayudar a la víctima pero con prudencia y nunca la muevas. En el caso de ser un motorista la víctima, no le quites el casco y si hubiera mucha sangre se puede intentar taponar la herida con un trapo limpio.

5. Mantén la calma y ofrece tus datos a las autoridades si eres testigo: la presencia de testigos en cualquier tipo de accidente es de mucha ayuda para que la víctima pueda reclamar una indemnización por lesiones. Sobre todo en accidentes donde el vehículo responsable se da a la fuga y es más difícil para la víctima que pueda reclamar una indemnización al Consorcio de Seguros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This