Es muy importante que quede constancia de la relación entre accidente y lesiones.

¿Qué ocurre si viajamos en autobús y sufrimos lesiones a causa de un frenazo o accidente? Existen algunas pautas importantes que debemos de tener en cuenta y no dejar pasar por alto en caso de sufrir un accidente en autobús o transporte público.

De hecho, muchos lesionados tras caerse o golpearse en un accidente de este tipo tienden a bajarse del autobús sin avisar, y pasados unos unos minutos u horas empiezan a notar síntomas o malestar sin poder ya de ninguna manera demostrar que las lesiones fueron causadas en el accidente.

¿Qué debemos tener en cuenta si sufrimos daños o lesiones en un accidente de autobús?

Solo podrán reclamar una indemnización por lesiones aquellos pasajeros que tras sufrir un accidente, ya sea por negligencia del conductor o tras sufrir un accidente con otro vehículo, deje constancia de las lesiones producidas a causa del mismo.

Así, es muy importante que quede evidenciado de que los daños se produjeron en dicho accidente, recogiendo las lesiones y acreditando la relación entre accidente y daños. Por ello, es esencial que exista un informe de la policía o un parte asistencial médico y por supuesto, nunca bajarnos del autobús hasta que el conductor tenga conocimiento de que se ha producido alguna lesión para posteriormente poder reclamar la indemnización correspondiente. Además, siempre es bueno solicitar al conductor que nos facilite sus datos, matrícula, etc. para así ahorrarnos problemas a la hora de demostrar lo ocurrido.

La indemnización por lesiones tras accidentes en autobús pueden llegar a través de dos vías: 

  • SOV – Seguro Obligatorio de Viajeros
  • RC – Seguro de Responsabilidad Civil

Ambas indemnizaciones son totalmente compatibles, por ejemplo en casos de accidentes importantes en autobuses interurbanos en los que normalmente se circula a mayor velocidad. En estas circunstancias se puede tener derecho a indemnización si ha habido alguna negligencia por parte de la empresa de transporte, así como reclamar los daños y perjuicios con cargo al seguro de responsabilidad civil. 

En conclusión, antes de aceptar cualquier propuesta por parte del seguro es conveniente asesorarnos previamente de la mano de un abogado especialista sobre este tipo de reclamaciones por accidente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This