La verdad de los convenios entre compañías aseguradoras

Los convenios entre las compañías aseguradoras acaban resultando perjudiciales para las víctimas de accidentes.

No todo el mundo conoce que las compañías aseguradoras tienen convenios entre ellas, incluido los abogados de compañías que realizan los encargos para la reclamación de lesiones en accidentes de tráfico.

Aparentemente, estos convenios eran llevados a cabo con el fin de agilizar los trámites y que la reparación del vehículo siniestrado fuera lo mas pronta posible, pero lo cierto es que estos convenios solo se preocupan en beneficiar a las propias aseguradoras más que en proteger a sus propios clientes asegurados.

Este hecho hace que las personas que se ven afectadas por un accidente, además de padecer las consecuencias físicas del siniestro, tengan que lidiar y negociar con su propio seguro. Incluso, hay un desconocimiento generalizado de como funciona realmente este sistema entre aseguradoras y en la mayoría de los casos, llega a desconcertar a las personas con derecho a reclamar lo que les pertenece.

 

CONVENIOS POR MÓDULOS 

Tal como indica la ley, todos los vehículos a motor deben contar con un seguro obligatorio que se haga cargo de los daños a terceros, y aquí es donde entran estos convenios estableciendo que cada compañía se hará cargo de los daños que ocasione su vehículo asegurado, sea o no responsable del siniestro. A cambio, la compañía del vehículo responsable pagará una cantidad fija (denominada módulo) a la compañía del vehículo perjudicado, independientemente del coste de la reparación. Esta cantidad responde al importe medio por siniestro y es actualizado cada año. Así es como, la propia compañía del perjudicado será la que perite y repare los daños del vehículo de su cliente, con un precio cerrado de antemano que evidentemente influirá en la valoración del vehículo siniestrado.

Es decir, los peritos que declaran el valor de la reparación del vehículo son enviados por la propia compañía aseguradora, ejerciendo una fuerte influencia sobre ellos para que el coste de la reparación no sea elevado y vele siempre por el beneficio propio. Esto no afecta solo al valor de la reparación del vehículo, sino que también hará que las indemnizaciones se vean abaratadas.

 

LESIONES POR ACCIDENTES DE TRÁFICO

Además de las peritaciones por los daños del vehículo, si analizamos bien el caso de las aseguradoras nos damos cuenta de que la mayoría de las pólizas de seguro tienen hoy cobertura de defensa jurídica con el único fin de que la propia compañía defienda los intereses de su cliente frente a un tercero. Y resulta que, quien debería ser la que negociara con la compañía contraria por una mayor indemnización para la víctima, será quien se revele en contra de su propio asegurado.
En la mayoría de los casos, estas situaciones no quedan muy claras y si el afectado decide que sea su compañía aseguradora quien gestione el trámite del siniestro, nunca puede llegar a pensar que pueda estar perjudicándole directamente.

En conclusión, estos convenios no son los mejores aliados de las víctimas de accidentes y no buscan velar por una mayor protección del asegurado sino todo lo contrario, lo único que consiguen es dejarlas indefensas. Por ello, en caso de sufrir un accidente de tráfico es recomendable contar con un abogado experto e independiente a las aseguradoras evitando tomar parte por el abogado de la compañía.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This