Agosto es un mes “inhábil”, esto quiere decir que no se pueden presentar escritos ni realizar actuaciones judiciales ninguna ante los Juzgados. Estos aprovechan esta circunstancia para cerrar las oficinas judiciales (salvo un retén de urgencias) y dar vacaciones a su personal. Todo ello salvo los juzgados penales y de instrucción que continúan trabajando este mes para causas urgentes y con presos.

Esta circunstancia hace que la mayor parte de los letrados, aprovechen el cierre judicial para irse de vacaciones, la mayor parte con el despacho cerrado al público.
Las compañías de seguros, sin embargo, utilizan este mes y, por tanto, la ausencia de letrados, para aumentar el ritmo de notificaciones a los lesionados en accidente de tráfico e inundar así los despachos de notificaciones en agosto. Con la excusa de que no es un mes inhábil para ellos (no hay proceso judicial), las aseguradoras intensifican en agosto la realización de ofertas motivadas, la petición de examinar al lesionado y la reclamación de documentación médica. La intención es solo una: que el lesionado no pueda contactar con su abogado, se desespere y llegue a un acuerdo con la aseguradora en la cantidad ofrecida por ésta, sin que sea supervisado este acuerdo por el letrado de la víctima.

El presidente de ADEVI, asociación de abogados de víctimas, Manuel Temboury, ha confirmado y contrastado esta situación: “El aluvión de notificaciones en agosto y durante Navidad es superior al resto del año; recibimos numerosas llamadas de clientes a los que les llegan ofertas de las aseguradoras, la mayoría muy bajas en comparación con lo que se reclama. Efectivamente nos obliga a tener al menos un teléfono de urgencias las 24 horas del día para atender las llamadas”, afirma el letrado que traslada además la experiencia del resto de asociados. Esta situación provoca que se pierdan clientes que desesperados por la tardanza en la tramitación por parte de las aseguradoras y por el incremento de gastos durante los meses estivales, cierren directamente con las aseguradoras sus temas sin tener en cuenta la opinión del abogado.

Éste es el particular “agosto” de las aseguradoras.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This